Vulcan uso Doméstico

domestico

Ventajas de Vulcan Doméstico:

  • Reducciónde las incrustaciones de cal en la totalidad de las tuberías.
  • Menor tiempo y esfuerzo en mantenimiento de su hogar y sus electrodomésticos
  • Los filtros, cabezales de grifos y duchas se mantienen más tiempo limpios.
  • Ahorro en tiempo y productos de limpieza en cocinas y baños
  • Todos los minerales beneficiosos permanecen en el agua.
  • Su agua sigue siendo potable
  • Los alimentos y bebidas mantienen su sabor natural
  • Las boquillas de los aspersores para riego se mantienen limpios
  • Facilita el mantenimiento de piscina.

“Apto también para aguas de pozo”

Vulcan en su casa o edificio
Vulcan proporciona una protección total de las cañerías de su hogar. Limpia las tuberías viejas y protege calentadores de agua, lavadoras, etc. Ofrece protección para los aparatos sanitarios y la grifería de su baño. Los filtros, las duchas teléfono y los azulejos duran más tiempo limpios.

Protege su piscina y jacuzzi
Las piscinas precisan de mantenimiento permanente y de revisiones cuidadosas. Las bombas de circulación deben procesar grandes cantidades de agua, por lo que están expuestas permanentemente a problemas de incrustaciones. Vulcan protege su equipo y tuberías, y facilita sustancialmente la limpieza de líneas de agua, azulejos y duchas.

Jacuzzis: La combinación de agua, circulación de aire y presión en una bañera caliente estimula de manera ostensible el desarrollo de incrustaciones. Vulcan facilita la limpieza y reduce los depósitos calcáreos en tubos y válvulas. Las tapas, baldosas y azulejos de sus pisos y muros lucirán menos manchadas con cal.

Calentadores de agua e intercambiadores de calor
Vulcan ayuda a reducir la formación de incrustaciones y prolonga los intervalos de limpieza. Los depósitos de agua del circuito primario y secundario necesitarán menos cuidados y se extenderá la frecuencia de los períodos de limpieza.

Calentadores de agua solares
Vulcan reduce la formación de incrustaciones en los colectores y protege los depósitos de agua caliente y tubos de aspiración, evitando que el sistema se sobrecaliente. Elimina la necesidad de incorporar ácidos al circuito.